Inicio Autores Arthur Rimbaud

Arthur Rimbaud

 

Arthur Rimbaud nació en Charleville, Francia, el 20 de octubre de 1854, y falleció en Marsella el 10 de noviembre de 1891. Su existencia fue corta e intensa, pero más corta fue su vida como poeta. Le bastaron cinco años, entre los quince y los veinte, para convertirse en uno de los poetas franceses más leídos y admirados.

Abandonado por su padre, un capitán de infantería, a la edad de siete años junto a su madre y sus tres hermanos, Rimbaud se destacó desde sus primeros estudios como un alumno brillante, obteniendo todo tipo de premios. En 1870 editó su primer poema, “Los aguinaldos de los huérfanos”, en la revista Revue pour touts. Entre agosto de 1870 y febrero de 1871, intentó tres veces huir de su casa para llegar a París, pero los problemas políticos de Francia le dificultaron el camino.

En 1871, otra vez en Charleville, Rimbaud le escribió una carta al poeta Paul Verlaine, adjuntándole tres poemas con ella. Verlaine, al leer los poemas, le respondió la carta con una invitación y un pasaje de tren. Rimbaud abandonó la escuela definitivamente y se instaló en París, donde conoció a la mayoría de los grandes escritores de la época y escandalizó a la sociedad parisina con su vida disoluta sostenida por el ajenjo y el hachís.

Entre 1872 y 1873, Rimbaud tuvo una tormentosa relación amorosa con Verlaine, que después de varios viajes y peleas terminó en Bruselas con Verlaine preso por dispararle a Rimbaud un tiro en la muñeca. Verlaine fue condenado a dos años de prisión, y Rimbaud volvió a Charleville, donde escribió Una temporada en el infierno.

En 1874 Rimbaud escribió sus Iluminaciones. Para 1875, el poeta abandonó definitivamente la poesía y comenzó una vida errante por toda Europa. Se enlistó en el ejército holandés y viajó a Indonesia, volvió a Francia, estuvo en Chipre, en Medio Oriente y fue traficante de armas en el norte de África. Una dolencia en la rodilla derecha que se fue agravando, lo hizo regresar a Francia en 1891, donde le amputaron la pierna. Seis meses después, Rimbaud murió en Marsella con 37 años de edad y varias vidas vividas.