Inicio Autores Franz Kafka

Franz Kafka

 

Franz Kafka nació en Praga, Checoslovaquia (actual República Checa), el 3 de julio de 1883, y murió en Kierling, Austria, el 3 de junio de 1924. Antes de morir, le había pedido a su amigo Max Brod que quemara todos sus escritos no publicados. Por suerte, su amigo no le hizo caso, y hoy Kafka es uno de los autores más importantes del siglo XX.

 Hijo de un matrimonio judío, Kafka fue el mayor de seis hermanos, dos de los cuales fallecieron antes de que él cumpliera los siete años, y se crió bajo la vigilancia autoritaria y exigente de su padre, que imponía desde su experiencia la responsabilidad y el esfuerzo en la vida. Desde chico habló tanto checo como alemán, por ser las lenguas de sus padres. Hizo la escuela secundaria en el exigente Instituto de Enseñanza Media Imperial Real, destacándose entre sus compañeros, y al final de su adolescencia se hizo miembro de la “Escuela Libre”, una institución anticlerical y socialista. 

Después de terminar la escuela en 1901, estudió Química en la Universidad de Praga, pero desistió enseguida. Probó luego con Historia del Arte y Filología alemana, pero obligado por su padre finalmente estudió Derecho, obteniendo el doctorado en 1906. En esos años comienzan, a su vez, sus problemas de salud.

En 1906, mientras realizaba sus primeras experiencias en la escritura, Kafka realizó un año de servicio obligatorio como pasante no remunerado en los tribunales civiles y penales, y un año después trabajó en una agencia italiana de seguros de accidentes laborales de la misma manera. En 1908 entró en la compañía Arbeiter-Unfall-Versicherungs-Anstalt für Königsreich Böhmen, en la que permanecería hasta 1922. La rutina de este trabajo burocrático no sólo le permitiría a Kafka escribir, sino que sería un motivo constante en su obra.

En 1912, Kafka finalmente asumió su condición de escritor. Escribió en un solo día el relato “El juicio” y concluyó Contemplación, un conjunto de dieciocho relatos que había publicado en diarios y revistas. En 1914 escribió En la colonia penitenciaria. Al año siguiente, en 1915, escribió uno de sus textos más conocidos: La metamorfosis. Entre 1913 y 1917 mantendría una tormentosa relación con Felice Bauer, de la que quedarían como testimonio más de quinientas cartas.

En 1917 se le diagnosticó tuberculosis, y debió pasar un largo período de convalecencia, acompañado por su familia. En 1919 finaliza los relatos de Un médico rural.

Entre 1921 y 1922, su delicado estado de salud hizo que Kafka deambulara por distintos sanatorios de Europa. En 1923 se mudó a Berlín, tratando de escapar del rigor paterno que quedaría plasmado en su Carta al padre, publicada de manera póstuma. Pero a fines de ese año una pulmonía que lo dejaría al borde de la muerte, lo hizo regresar a Praga. Volvió a deambular por distintos sanatorios de Viena y Kierling, donde finalmente moriría.

La mayor parte de su obra permanecería inédita hasta después de su muerte. Algunas de sus obras más importantes son las novelas inconclusas América, El castillo y El proceso.





Articulos relacionados:
- Novedades de la autora: Una chica de provincia
- Entrevista a Selva Almada en Sur de Babel
- Otros libros de la autora: La punta del bastón