Inicio Autores Arthur Conan Doyle

Arthur Conan Doyle


Arthur Conan Doyle nació el 22 de mayo de 1859 en Edimburgo, Escocia, y murió el 7 de julio de 1930 en Crowborough, en Inglaterra. A pesar de que él mismo se consideraba un escritor de novelas históricas, toda su fama se la debe a uno de los personajes más famosos de la literatura: Sherlock Holmes.

Debido al alcoholismo de su padre, su madre decidió mandarlo pupilo a un colegio jesuita a los nueve años. Conan Doyle permaneció en esa escuela hasta los dieciséis, y luego pasó a estudiar medicina en la Universidad de Edimburgo. En 1881, a los veintidós años, se recibió de médico naval. En esa época comenzó a escribir sus primeras historias cortas y se hizo amigo del J. M. Barrie, el creador de otro personaje célebre, Peter Pan.

En 1882 Conan Doyle se mudó a Portsmouth, donde instaló un consultorio. Como los pacientes brillaron por su ausencia, dedicó su tiempo libre a la escritura y a los deportes (fue jugador de rugby, arquero de fútbol, jugó al golf y practicó boxeo).

En 1885 viajó como médico en el buque SS Mayumba por las costas occidentales de Äfrica y a su regresó escribió la primera novela de Sherlock Holmes, Estudio en escarlata, publicada en 1887. En 1890 publicó El signo de los cuatro, y en 1891 se mudó a Londres donde volvió a insistir con la medicina. Pero el éxito de sus novelas y de los cuentos publicados en revistas con el famoso detective y su compañero y amigo Watson, lo harían volcarse de lleno a la escritura.

Entre 1891 y 1893 escribiría los cuentos que conformarían los libros Las aventuras de Sherlock Homes y Las memorias de Sherlock Holmes, donde Conan Doyle intentó despedirse del personaje, arrojándolo por una catarata en el último de los relatos.

Entre 1893 y 1901 escribió numerosas novelas históricas, pero en 1902 tuvo que rendirse ante las evidencias: Sherlock Holmes estaba más vivo que nunca. Fue entonces que escribió la mejor novela holmesiana, El sabueso de los Baskerville (1902). Después de este libro vendrían los volúmenes de cuentos El regreso de Sherlock Holmes (1903-1904), Su última reverencia (1908-1917) y Los archivos de Sherlock Holmes (1924-1926), y la novela El valle del terror (1915).

Se casó dos veces y tuvo cinco hijos. Durante sus últimos años escribió novelas de ciencia ficción y terror y se volcó al ocultismo.

Otros obras: La compañía blanca (1891), La guerra de los Bóers (1900), Sir Nigel (1906), El mundo perdido (1912) y El abismo de Maracot (1929).





Articulos relacionados:
- Novedades de la autora: Una chica de provincia
- Entrevista a Selva Almada en Sur de Babel
- Otros libros de la autora: La punta del bastón