Inicio Literatura Contemporánea Último encuentro de Fanny Navarro y Gary Cooper

Último encuentro de Fanny Navarro y Gary Cooper

Mabel Pagano 

Novela, 192 páginas
21 x 14 cm
ISBN 978-950-9051-79-9

Siempre fui loco por el cine, especialmente por el cine argentino. Y tenía mis ídolos. Aunque era en el teatro donde los podía ver en “carne y hueso”. Entre mis primeras incursione teatrales, fui a ver Cervantes en el Neuquén y Nacida ayer, que protagonizó Fanny Navarro.

Después, la vida me dio el privilegio de actuar junto a Enrique Muiño, Analía Gadé, Tita Merello, Mirtha Legrand, Elisa Galvé y... tantos más. También con Fanny, que ya había ganado su estrellato antes de que Perón y Evita irrumpieran en su vida.

Trabajé con ella en Marta Ferrari (1955), cuando ya habían muerto Eva y Juan Duarte.

El 16 de junio de 1955 nos hallábamos filmando y el clima era muy tenso en el estudio. El personaje que yo interpretaba debía decir en una escena que jugaba con ella “Pero, Marta, no  seas así”. Posiblemente por la nerviosidad del ambiente, dije en cambio “Pero, Fanny, no seas así”. Hubo risas a nuestro alrededor. También reímos nosotros dos y la tensión se aflojó. Pero ya sabíamos todos que la Plaza de Mayo había sido bombardeada.

Nos vimos posteriormente, en especial durante mi presidencia de la Asociación Argentina de Actores (1966-1968) y también la visité cuando estuvo internada en la clínica del Dr. Matera. Me parecía que mi presencia la ayudaba a levantar el ánimo. Y creo que me esperaba...

Toda esa sensación de temor y desprotección que sufría Fanny y al mismo tiempo la necesidad imperiosa que tenía de proteger a los suyos, la reviví en el minucioso texto de Mabel Pagano.

Me gustaría pensar que tal vez por un momento pude mitigar en parte el desamparo de su caída. Todos necesitamos la solidaridad de los otros. Así lo dice Tennesee Williams en Un tranvía llamado deseo:

“Piedad para Blance Dubois.”

Piedad para Fanny Navarro.

Duilio Marzio
Buenos Aires, marzo de 2006