Inicio Autores José Ingenieros

José Ingenieros

 

José Ingenieros nació en Palermo, Italia, el 24 de abril de 1877, con el nombre de Giuseppe Ingegnieri, y falleció en Buenos Aires el 31 de octubre de 1925. Fue médico y farmacéutico, especializado en psiquiatría y psicología, además de un escritor, docente y filósofo volcado a lo que hoy llamaríamos sociología. Sus ensayos sobre la sociedad de principios del siglo XX fueron fundamentales para la construcción de un pensamiento renovador sobre la Argentina, y sus ideas influyeron y fueron determinantes en la Reforma Universitaria de 1918.

Desde chico Ingenieros ayudó a su padre, el periodista Salvatore Ingegnieri, corrigiendo pruebas de imprenta y traduciendo textos del italiano, del  francés y el inglés. Después de cursar sus estudios secundarios en el Colegio Nacional de Buenos Aires, al egresar en 1892, fundó el periódico La Reforma. En 1893 ingresó a la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, de la que salió con los títulos de farmacéutico (1897) y médico (1900).

Durante la primera década del siglo XX fue Jefe de la Clínica de Enfermedades Nerviosas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, participó de la cátedra de Neurología de dicha facultad, del Servicio de Observación de Alienados de la Policía, donde luego sería nombrado director, y fue nombrado como titular de la cátedra de Psicología Experimental en la Facultad de Filosofía y Letras.

En esos años también dirigió los archivos de Psiquiatría y Criminología, haciéndose cargo del Instituto de Criminología de la Penitenciaria Nacional, y fundó la Sociedad de Psicología. En 1909 fue elegido presidente de de la Sociedad Médica Argentina.

A la par de este recorrido académico, escribió numerosas obras que influirían en el pensamiento de las nuevas generaciones de científicos, filósofos y políticos latinoamericanos, entre las que se destacan El hombre mediocre (1913), Hacia una moral sin dogmas (1917), Sociología argentina (1918), Evolución de las ideas argentinas (1918).

Fue elegido Vicedecano de la facultad de Filosofía y Letras durante la Reforma Universitaria de 1918. Al año siguiente, abandonó sus cargos docentes y comenzó su etapa política, participando del grupo “Claridad”, de tendencia progresista, y finalmente, en sus últimos años, se acercó al anarquismo.

Su muerte, a unos tempranos 48 años, dejó trunca una vida intensa, contradictoria y productiva, dedicada con fervor a pensar en el hombre argenitno y latinoamericano y su ser en sociedad.