Inicio Laura Palmer no ha muerto Tantas noches como sean necesarias

Tantas noches como sean necesarias

Ricardo Romero 

Cuentos, 128 páginas
21 x 14 cm
ISBN 978-987-613-001-1

“Es un detalle. Como en esas pinturas enormes y llenas de hombres meticulosos destripando a alguien, en las que siempre hay un personaje que nos está mirando a los ojos. La cara con más sombras, afilada y carcomida desde algún rincón, nos mira, abstraído de lo que sucede sobre la mesa de disección. Pero no nos mira a nosotros, mira nuestro gesto de mirar, mira nuestra mirada.

 Para ese rostro la disección es otra cosa y ocurre en otro lado.

La noche es ese detalle, esa cara. Desiderium, deseo, aquel que mira a la noche es la noche. Y la noche es un deseo no deseado por nadie que sin embargo está ahí y se alarga. Paisaje múltiple de calles vacías, de edificios altos, de fábricas abandonadas, de hospitales y bares.

Y en ese paisaje, ellos: un viejo mendigo ciego, un basquetbolista, algunos payasos, Mateo Wolf, Vega, María Evangelina y María Inés, y ese enfermo moribundo que no termina de morir nunca y recita a Dylan Thomas sólo para pedir un cigarrillo.

 Sobre la mesa de disección, el cuerpo ha desaparecido. No sé qué me perturba más: los que con las manos aún ensangrentadas todavía miran la mesa vacía, o los que, junto al del rincón, han decidido mirarnos a nosotros.”

 Ricardo Romero